martes

Coctelera final: Yakolevs, jineteras e historias incompletas.

BONUS Track: Cuando ya llega el momento de regresar, y la partida parecía cantada, las agendas se han complicado, lo encuentros de trabajo multiplicado, los escenarios cambiado y las posiciones se han tensado …. Negotiation is always a highly fluid situation… exije flexibilidad, adaptación, mimetismo, iniciativa, capacidad de reacción, manejar los timings, comunicación multinivel, mensajes no verbales, .... un punto Sun-Tzu y otro Karma -eterno retorno, porque al final cosecahs lo que siembras. Y por eso me gusta.

Me embarco en la panza de un Yakolev –aeronave de infames connotaciones y tragicas memorias- y mientras intento acomodarme –un eufemismo imposible en este engendro de ingenieria presovietica-; Llevo más de 600 vuelos en mi vida, 5000 horas de vuelo, algunos memorables por su falta de confort, que acaban de ser desplazados por este. Otra muesca en mi colt de historias para los nietos: Terremotos, tiburones, volcanes, naufragios, huracanes, explosivos, cocodrilos, y ahora…un yakolev. Rumbo a Oriente. A Santiago de Cuba. Donde desembarcó el Granma –otro eufemismo, el propio Che Guevara lo calificó de naufragio -Ver foto a la izquierda -, a los pies de Sierra Madre, donde los barbudos revolucionarios se enrocaron para gestar su revolución.
Llegar a Santiago además me toca otra cifra. En mi arbol genealógico familiar, una rama particular estableció una línea regular de goletas con Cuba. Su puerto de origen era A pobra do Caramiñal en la Ria de Arosa; El de destino, Santiago de Cuba. Años de viajes diseminaron el adn familiar por estas costas. No voy a tener tiempo de rastrear apellidos, pero me invade una curiosa sensación de proximidad, de vuelta a casa, de que cualquiera con el que me cruzo puede ser un primo lejano...Recuerdo aquella historia de "El libro negro" de Giovanni Papini sobre las cábalas de un donante de semen, padre de más de 100 hijos a los que nunca conocería, mientras taciturno, solitario e introvertido deambula por la ciudad.

Tengo 24 horas adicionales para digerir otras muchas impresiones antes de volver al Yakolev rumbo a la Habana.
El Oriente. Santiago. Sierra Maestra. 6 horas en coche rumbo a Moa. El niquel. Campamento Tania La guerrillera. Deep Cuba. Esto no es varadero; ningún turista se pierde jamás por estos lares. La Cuba auténtica, la genuina, la de verdad. Más sonrisas. Precariedad. A falta de transporte público la gente se organiza en camiones volquetes, viajando de pie en la caja. Centros comunales con una televisión que retransmite discursos interminables del Comandante. Frase inspiradoras de Marti -o atribuidas a Martí- en murales alegóricos.

Campos y campos de caña de Azucar. Monocultivo. Todos los huevos en la misma cesta: Riesgo de mercado. Riesgo metereológico. Rusia y sus satélies dejan de comprar azuca a precios políticos de trueque por ingenieria. El sistema se desmorona.

Ha caido la noche. Otra vez la noche de la Iguana. Otra vez bajo el volcán. En la Terraza del Hotel Las Américas: Musica en vivo, sones cubanos y algunas parejas que se forman entre locales y extranjer@s... Veo más Dinios y Asdrubals jineteando -en modo de busqueda de plan- que Yasmines y Yamileis….. , aunque obviamente la chica negrita adolescente que acompañaba al sexagenario valenciano (septagenario?) ,no era más que su sobrina. Hay para tod@s. Dos europeas, se entregan al reggaeton con fruición -y fricción-, con sendos fibrosos efebos locales; Al poco desaparecen, de la mano de sus rumbosos compañeros, discretamente entre las sombras. A 10.000 kilómetros de casa, se transgrede mejor. O al menos más impunemente, sin represiones externas. No hay peor Tabú que el qué dirán, ni mejor terapia que soltarse la melena... donde nadie te conoce.
No obstante lo anterior, no percibo la permisividad de un "paraiso del turismo sexual". Si cabe cierto umbral de tolerancia. Ni de lejos es la la barra-libre & open-market institucionalizada de Bangkok o Brasil.
No voy a ser tan ingenuo ni necio de negar el hecho que hay turismo sexual en la isla. Las parejas recien formadas envuelven cierta maniobra más o menos sofisticada para burlar a los policias que velan porque el tráfico no sea demasiado explícito, al menos sin su consentimiento –que sospecho puede arreglarse, ya sabemos que hay que resolver- ; Donde sí que esta mucho más complicado es el acceso a los hoteles… y cuanto más estrellas, más dificultades: Asi que los apaños se han de arreglar en casas particulares, que alquilan un colchón por horas (o minutos si hay mucha rotación);
Y según me cuentan..., y me alegra oirlo, y prefiero creerlo, y como me lo cuentan lo cuento, tolerancia cer0 con los menores.

No puedo despedir este nanoblog sin otros dos tópicos que se me han caido en esta recta final del viaje. Una tiene que ver con el tópico del párrafo anterior: La dignidad de la mujer cubana. Ni todo el monte es orégano, ni nadia debería dar por sentado que así es. Sin moralinas relajadas, ni libertarismos de dominio económico. Un pueblo que vive la vida, con musica, con sabor, con ritmo, que siente el trópico, la danza y el ritmo con una intensidad que en la lejana península ibérica no es posible concebir, y confundimos con desenfreno uterino y lubricidad amoral.

Y otra: la Profesionalidad, el Fairplay, y la seriedad – y un magnifico sentido del humor- que ha presidido en todo momento las negociaciones incluso en sus fases más tensas. He encontrado interlocutores más cualificados, mejor preparados, e incluso más honestos que lo que habitualmente me encuentro en otros paises. ¿será que no están corrompidos por el imperialisno capitalista?. ¿será?.

Una tormenta demencial. Aguacero tropical, truenos ensordecedores y relámpagos cegadores. Parece la revolución de los elementos. Todo con la revolución, nada con la revolución.

Como para encomendarse a Changó, -Dios del trueno y la virilidad- a Yemayá, -diosa del mar y la feminidad-, a Babalú, Ochún, y a todos los orishas del panteon Yoruba que llegó al Oriente cubano en los barcos negreros y arraigó en los campos de caña y sigue vivo en una muestra de sincretismo religioso-cultural a prueba de ateismos marxistas más o menos revolucionarios
….. pero eso, sería otra historia.
O mejor...otras historias.

1 comentario:

En Vida Real dijo...

Muy buen trabajo. Lo felicito..!